Buscando a Nemo – Las Mejores Enseñanzas

Los amigos nos ayudarán en los peores momentos

Una de las películas de Disney – Pixar que ya se han convertido en un clásico es, sin duda, Buscando a Nemo. Esta película, que ya cuenta con algunos años (se estrenó en el año 2002), narra las aventuras de un pez payaso que tiene una pequeña discapacidad en una de sus aletas pero eso no le ha impedido sentirse valiente y curioso. En una oportunidad y tras un accidente, se aleja de su hogar comenzando a vivir muchas y apasionantes aventuras. Su padre (Marlin), quien es su única familia, decide ir a buscarlo. Ambos empezarán un recorrido que no solo los llevará a su reencuentro físico sino también a la cercanía entre padre e hijo y la comprensión entre ambos. En cada una de las aventuras, Marlin y Nemo son ayudados por su amiga Dory (aunque en momentos diferentes), quien padece de un problema de memoria a corto plazo.

Más allá del relato, el film guarda enseñanzas y valores que son maravillosas observar y destacar. Veamos una por una, cada enseñanza que nos ha dejado la película Buscando a Nemo.

8 Enseñanzas que nos dejó la película Buscando a Nemo

Escucha a tus padres. En general se refiere a los consejos de los adultos que aman a los más pequeños, sean estos padres, madres, abuelos, tíos, etc. Escuchar relatos con experiencia, puede salvar a los más pequeños de muchas complicaciones, como le pasó a Nemo en más de una oportunidad a lo largo de todo el film.

No cedas ante la presión de otros. Muchas veces, las personas retan o desafían a otras a correr riesgos innecesarios. Esto mismo le ocurrió a Nemo cuando aceptó el reto de sus amigos, quienes por diversión, le pidieron que se acercara a un barco pesquero, llevándolo, por desgracia, muy lejos de su hogar.

Cuidado con las adicciones. Es difícil salir de toda adicción (sea alcohol, drogas, tabaco o una relación tóxica). Esto mismo ocurre con Bruce, cuando intenta no comer carne (peces) pero en el momento menos pensado, cede nuevamente ante la tentación y empieza a perseguir a Marlin y a Dory.

Siempre necesitarás de tus amigos. Cuando Nemo llega a la pecera del dentista, éste decide escapar, aunque no es posible hacerlo sin la ayuda de sus amigos.

Todo equipo necesita de un líder que les motive en el peor momento. Cuando Nemo queda atrapado en un tubo de aire, el líder del grupo: Gill, quien también tiene una aleta rota como Nemo, le incita para que logre salir de allí.

Es importante salir de la zona de confort. El padre de Nemo, tras perder a todos los hermanos de Nemo y a su propia esposa, se vuelve un padre sobreprotector con Nemo, lo que lo lleva a la falta de confianza hacia él por los peligros que le amenazan fuera de arrecife y por la discapacidad de su hijo. Sin embargo, esa sobreprotección pudo haber sido la causa de asumir riesgos y de la partida de Nemo (aunque por accidente). Así, el padre de Nemo también debe dejar su propia zona de confort, afrontar sus miedos e ir en busca de su hijo.

Los amigos nos ayudarán en los peores momentos. Dory, un pez con pérdida de memoria a corto plazo, ayuda a que Marlin y Nemo se encuentren tras recordar (a pesar de su falta de memoria) una dirección que es de suma importancia para ambos y que los lleva a su posterior reencuentro. Por eso siempre es importante ser precavido pero también afrontar retos.

Sigue adelante siempre. La frase característica de Dory “nadaremos” refleja la vida misma: siempre hay que seguir luchando y “nadando” en las corrientes de la vida.